Plan de Gestión del Riesgo por Sequía


 

Elaboración y asistencia técnica en la elaboración de planes de gestión del riesgo por sequía para municipios.

Prevención
Gestión
Administración
Participación

 

Las sequías son fenómenos naturales recurrentes, característicos del clima de la península ibérica, que se producen cuando la falta de lluvias da lugar a una disminución de los recursos hídricos disponibles. Según el último Informe de Evaluación del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC), el proceso de calentamiento global resultará en un incremento de la periodicidad e intensidad de los períodos de sequía con el fin de gestionar adecuadamente los riesgos por sequía y minimizar sus impactos tanto socioeconómicos como ambientales, el Plan Hidrológico Nacional (Ley 10/2001, de 5 de Julio), en su artículo 27, introdujo el requerimiento de elaborar planes especiales de actuación en situación de alerta y eventual sequía en todas las demarcaciones hidrográficas.

Además, el mismo artículo establece la obligación de elaborar planes de emergencia por sequía a aquellos sistemas de abastecimientos urbanos que individual o mancomunadamente abastecen a más de 20 000 habitantes.

La legislación aplicable a cada municipio fluctúa dependiendo del territorio y del organismo de Cuenca, es necesario un estudio pormenorizado de la situación normativa y legal de su municipio, así como de la unidad de gestión en la que integra.

El objetivo principal de este Plan de Emergencias, es dotar a la administración pública de una secuencia metodológica clara y coherente que les sirva de orientación en la gestión de sequías.

 

Los objetivos generales de estos planes son:

 

  1. Recopilar y ordenar la información básica sobre las demandas y la valoración
    de disponibilidades de recursos.
  2. Definir los estados de riesgo de escasez vinculados a sequías en sus propios
    sistemas.
  3.  Establecer las condiciones en que se incurriría en los estados de riesgo de
    escasez y sería necesario activar medidas especiales para mitigar los efectos de
    la sequía y prevenir posibles daños de alcance mayor.
  4. Establecer los objetivos de reducción de demandas y refuerzo de
    disponibilidades y orientar sobre las medidas a implantar en las diferentes
    situaciones de escasez en que se puede encontrar un sistema de abastecimiento.
  5. Establecer responsabilidades en la toma de decisiones y en la forma de
    gestionar las diferentes situaciones posibles de sequía
  • Marco normativo e institucional aplicable al sistema de abastecimiento
    Identificación de los subsistemas que hacen posible el suministro de agua al
    núcleo urbano objeto del Plan.
  • Descripción de las infraestructuras principales que conforman cada sistema o
    subsistema.
  • Descripción de los recursos disponibles. Enumerando los volúmenes y caudales
    con concesión de uso para el suministro urbano y la relación de los puntos e
    infraestructura de captación, clasificando los recursos en función de su origen y
    grado de autonomía de uso, así como una valoración estadística de su
    disponibilidad en condiciones de sequía.
  • Descripción de las demandas. Clasificando y cuantificando estas demandas por
    tipos de actividad, uso y estacionalidad.
  • Condicionantes ambientales, si procede, resaltando los referentes a los
    escenarios de escasez o sequías.
  • Reglas de operación y ámbitos de suministro del sistema en condiciones
    normales.
  • Descripción de los escenarios de escasez considerados. Incluyendo tanto los de
    prevención como los de mitigación y resolución de episodios extremos.
  • Identificación de condiciones desencadenantes del inicio de cada uno de los
    escenarios de escasez.
  • Enumeración de las actuaciones previstas en cada uno de los escenarios de
    escasez y atribución de responsabilidades.
  • Identificación de las zonas y circunstancias de mayor riesgo para cada escenario
    de escasez, prestando especial atención a los problemas vinculados con la salud
    de la población y a actividades con gran repercusión social o importancia
    estratégica para la actividad económica de la zona.
  • Relación de organismos y entidades relacionadas con la resolución de los
    posibles escenarios de escasez.
  • Identificación de responsabilidades generales y frecuencia de actualización del
    Plan de Emergencias.

Los planes de gestión del riesgo por sequía son una herramienta fundamental para la gestión de los recurso ante un episodio de escases.

En este sentido, Método Ambiental realiza PRGS participativos, en los que las medidas de actuación son consensuadas y  diseñadas en función la participación de los agentes sociales.

De esta forma ante una situación de emergencia, se garantiza el concenso de la población ante el establecimiento de medidas drásticas que reduzcan el consumo y, por otro lado, se garantice el abastecimiento de la población.

SOLICÍTENOS INFORMACIÓN SIN COMPROMISO SOBRE

NUESTROS SERVICIOS DE CONSULTORÍA MEDIOAMBIENTAL

En Método Ambiental queremos ayudarle a conseguir un proyecto englobado en los mejores estándares de sostenibilidad y viabilidad. No dude en contactar con nosotros ante cualquier duda que le surja sobre alguno de nuestros servicios.

Diagnóstico inicial gratuito

Le realizamos un estudio inicial sin compromiso. Teléfono: 692219701 e-mail: info@metodoambiental.com