Especies antincendios: ¿Cortafuegos vegetales/ Barreras antiincendios?


Este verano está siendo uno de lo más secos y con mayor número de incendios registrados en nuestros País. Muchas voces se hacen manifiesto de la falta de inversión en limpieza de montes o la falta de medios de equipos de extinción y que se necesitan tomar medidas urgentes.

Barreras antiincendios

De esta forma, se está debatiendo si es posible implementar otras especies vegetales que presenten una mayor resistencia a los incendios y puedan actuar como verdaderas barreras antiincendios, cortafuegos vegetales, que puedan impedir o frenar el avance de un determinado incendio forestal.

Eucaliptos y pinos son una de las especies vegetales,que más rápido arden. Por lo que las reforestaciones en este sentido son un error…

¿Pero que Especies de flora están consideras como antiincendios?

El ejemplo más llamativo es el de los Cipreses, diversos científicos han realizado un estudio y han determinado estos árboles, tienen una mayor resistencia para comenzar a arder debido a su alto contenido humedad (entre un 84-96%) durante la época estival, la arquitectura de la copa en el que las ramas se insertan en el tronco en ángulos de entre 45 y 90 grados, en la que la vegetación muerta no queda atrapada o la composición de sus resinas.

Otras Especies moderadamente o poco inflamables:

  • Arbutus unedo (madroño)
  • Cistus albidus (jara estepa)
  • Cistus salvifollius (jara)
  • Erica multiflora (brezo)
  • Juniperus oxicedrus (enebro)
  • Olea europaea (acebuche)
  • Quercus coccifera (coscoja)

(Fuente: Instituto Nacional de Investigaciones Agrarias, Laboratorio del Fuego, Madrid.)

¿Es la solución la creación de barreras vegetales basadas en cipreses?

Los cipreses no son especies autóctonas e incluso pueden conllevar a dificultar el acceso a los medios de extinción si se crean verdaderas barreras vegetales en este sentido. Si está claro que existen especies más combustibles que otras, y que disponer de un medio natural con gran diversidad vegetal puede ayudar a la extinción de un incendio forestal.

 

Para más información puedes consultar la Guía de Buenas Prácticas en la Prevención de Incendios Forestales, diseñada para propietarios de montes, silvicultores y trabajadores forestales